viernes, 28 de junio de 2013

Esperando la Cuarta Temporada: Lannister, Lannister y más Lannister


Había planeado comenzar con nuestras primeras conjeturas en una semana más y dejar para el final a La Dupla Dorada, pero la voz de mis Reinas se hizo oír. Obvio que queremos hablar de Jaime y La Doncella y aquí estoy para serviros, Señoras. Comencemos hablando de La Primera Familia de Poniente. ¿Qué pasará con todos sus miembros y vasallos? ¿Conoceremos al Tío Kevan? ¿Volveremos a ver a Tommen? ¿Y qué pasó con Lancel?

Desencuentro de Mellizos: Es obligatorio comenzar por el principio que contradictoriamente es el final de temporada, esa última vez que vemos a los Lannister en acción, o en desaccion. Mi primera queja nace del escepticismo. Jaime y su comitiva llegan a pie (¿acaso Locke les requisó los caballos?) a Desembarco del Rey. Jaime no es reconocido por un ciudadano que lo tilda de “campesino”. Se entiende,  viene mugroso, desarrapado, hasta perdió una mano. Lo próximo es ver a  Jaime en los aposentos de la Reina. ¿Cómo llegó ahí? ¿Cómo lo dejaron entrar? Recuerden lo difícil que fue para Arya re-entrar al Palacio cuando no la reconocían los guardias. ¿Y van a dejar a un andrajoso meterse en el dormitorio de La Reina? ¿Donde están Kettleback, y los otros guardias? ¿Dónde quedaron Brienne y Qyburn? ¿Comprando manzanas en el mercado?


Mi segundo problema fue  lo que hicieron con Cersei. Consistentes con su tratamiento de las féminas de la serie esta temporada silenciaron a Lena, peor aun la inmovilizaron. Nadie dice que corriera como en comercial a besar y abrazar a su amante, pero lo normal es que hubiera dicho algo, que se hubiera movido un poco. La vemos con expresión soñadora mirando su colección de conchitas. Llega su hombre y no expresa sorpresa, no expresa alegría que sería lo normal. Solo pone ojos muertos y cuando mira la mano pone expresión de rechazo. Oigan es incomprensible.  Lo que Los Arcángeles quieren es que creamos (cuidado con esa palabra) que Cersei es MALA y tan superficial que ya no quiere a Jaime porque llegó feíto. “JeJeJe” (risas arcangélicas) “Ahora los shiperos pensaran que el Matarreyes tiene chance con La Fea” Sii, como somos tan tontos, aparte que algunos sabemos leer y nos conocemos el libro.

Leí un comentario hace unas semanas que decía que posiblemente la próxima temporada nos mostrase un Jaime limpio y peinado compartiendo con su familia muy feliz, sin que este episodio hubiese afectado a su relación con La Reina para nada. Quiere decir que ya el público ha tomado conciencia de que las grandes sorpresas de los guionistas son callejones sin salida, meras distracciones.

(facebook.com)


Lo que creo es que retomaremos esa escena y que Cersei preguntará qué pasó y Jaime (el pobre anda tan urgido) la va a lanzar a la cama enseguida. Ahí terminamos con las conjeturas de sexo en el velorio (ya no habría necesidad) y con las esperanzas de Niños del Verano que shipean a “Jaimienne”.  ¡Pobres ingenuos!

Lo otro es que aparezca alguien a interrumpir el idilio, que sería lo normal. Ese alguien podría ser Tyrion (excelente oportunidad para chistes sobre incesto, pero también seria mi ansiada escena de ese par de hermanos abrazados) o Joffrey (Ayy, ya se me coaguló la sangre) o Tywin (peor todavía). ¿Saben quién me gustaría que los interrumpiera? Tommen. Imagínense ese reencuentro.

¿Irá Jaime a la boda de su  primogénito?
La respuesta es un “NO” rotundo. Desde la malhadada carta de Stannis que la Corte es un hervidero de chismes sobre la paternidad del Reyezuelo. Nadie en el Clan Lannister querrá darle trabajo a las malas lenguas, puede que el mismo Tywin aconseje a su hijo predilecto ausentarse. También seria una buena ocasión para que Jaime recordase a Cersei que nunca lo dejó acercarse a sus hijos.

¿Dude dónde está mi Brienne?
Es posible que mientras Jaime nuestra su muñón a su melliza, La Doncella esté en el pasillo esperando. No me gustaría que Cersei la conociese primero. Ese momento de “Dra. Marcela conoce a Betty La Fea” puede ser una humillación innecesaria. Preferiría que Jaime la presentara como “su salvadora” a su familia en pleno.
(elnortedecastilla.es)

Todas las especulaciones y la lógica indican que el noveno capitulo de la Cuarta temporada estará lleno de importantes sucesos, entre ellos la huida de Tyrion flas  muertes de Tywin y Shae.  El cierre de temporada vera al Gnomo rumbo a Pentos. Es en ese capítulo que Brienne recibirá la espada Guardajuramentos y el pedido de Jaime. ¿Entonces en que se ocupará Brienne durante los nueve episodios anteriores?

Mucho se ha hablado que habrá que inventarle una historia a La Doncella, un poco como hicieron con Daenerys en la Segunda Temporada. No creo que haya tanto que inventar. Los que hemos seguido la génesis de la saga sabemos que Martin siempre “escribe de más” y que sus editores lo obligan a recortar páginas, tal vez capítulos enteros. En los últimos libros he encontrado detalles que me hacen reconocer lo que contendrían esos caps.

 En Festín de Cuervos, cuando conoce a Puerco Ronnet, el Matarreyes se sorprende al saber que Brienne estuvo comprometida “Brienne nunca habló de un compromiso”. En Danza con Dragones, cuando Kevan le anuncia que Jaime se ha marchado con la hija de Lord Selwyn, Cersei recuerda vagamente una mujer que conoció en la Corte. Y en Festín, Brienne recuerda algunas pesquisas que hizo antes de abandonar Desembarco del Rey.
(tumblr.com)


 Con todo eso, es evidente que Martin visualizó largas e íntimas charlas entre Los Rubios, La Doncella siendo presentada a la Corte y otras actividades de Brienne. Con eso se pueden llenar varias escenas. Sino, solo les quedaría a Weiss&Benioff dos escenas de La Moza. Su arresto y su despedida de Jaime. No creo, espero que no se les ocurra continuar con su manía de enmudecer a Brienne, y ahora, mas encima, hacerla invisible. Lo que sería lógico si siguieran con la línea del libro. En ese caso

Brienne entre rejas
En el libro, Jaime y su comitiva llegan a caballo hasta el palacio. Los intercepta Loras que acusa a La Doncella de regicidio. Jaime ordena el arresto de su protectora y se desentiende de ella por un centenar de páginas. Aunque Jaime dice que lo hace para “protegerla” de la ira del Caballero de las Flores, y entremedio le envía a la celda a una Septa con un bonito vestido, este episodio siempre me ha incomodado.

Brienne sacándole la mugre a Ser Loras


¿Por qué arrestan a Brienne en el libro realmente? Ya se sabe que La Moza barre el piso con Loras ¿y a quién le importa que haya matado o no a Renly? Si a Bolton lo llenan de honores por matar a un Rey Usurpador, mal podría castigarse a Brienne por hacer algo parecido. Es una pifia de Martin que no repetirán en la serie. Mi teoría es que Brienne será arrestada por otras razones. Al enterarse de La Boda Roja, el dolor y la ira la forzarán a lanzar amenazas y acusaciones sobre Los Lannister con el resultado que terminará en una celda de la cual solo emergerá cuando Tywin y Joffrey desciendan a los infiernos. (Continuará)

miércoles, 26 de junio de 2013

Brujos, Asesinos en Serie y Bestias Diabólicas: Licántropos calumniados


Nunca he entendido la mala prensa que tiene el lobo y que explica el terror del vulgo al imaginarse que un hombre pueda tomar una apariencia lobuna. Los lobos son animales inteligentes, organizados,  tienen más sentido de clan que Tywin, son más paternales que Ned Stark,  y son más fieles que Jaime Lannister. Sin embargo, hay episodios históricos que explican el pavor que el humano siente por el canido y de ahí surge la repugnancia por la licantropía.



El mayor conflicto entre lobo y hombre es de índole económica. Los lobos son muy amigos de la carne roja lo que los trae en guerra perpetua con los ganaderos, pero eso no explica ese temor místico por el lobo. En general, el lobo no ataca al hombre a menos que se de una de estas circunstancias: a) el animal se sienta atacado, b) sufra de hidrofobia u otra enfermedad que le nuble la razón (si, con lobos se puede hablar de razonamiento)  y c)  o tenga mucha, pero mucha hambre.

Incluso en un periodo de hambruna, el lobo ejerce autocontrol, puede pasarse más de una semana sin comer, raciona sus piezas de caza y en las manadas se ejerce un tipo de control de natalidad (solo la Alfa puede preñarse) para evitar bocas inútiles. El lobo aunque carnívoro, no necesita comer solo chuletas de cordero. Su dieta es variadísima abarca roedores, pescado, reptiles hasta insectos. Si es necesario revierte a herbívoro, o vegetariano. Hace unos años, una manada ucraniana se zampó todo un cultivo de sandías.

Si el gran problema con el lobo es que es ladrón de ganado, no se entiende el miedo que provoca. A menos que revisemos circunstancias históricas y condiciones creadas por el mismo hombre que convirtieron a las manadas europeas en peligrosos monstruos.

¿Parecen  tener aspecto de peligrosos asesinos?


El final de la Alta Edad Media fue marcado por una terrible catástrofe: La Peste Negra. Esta pandemia destruyó comunidades completas y aisló a otras. En su A Distant Mirror (Un espejo distante), la historiadora Barbara Tuchman cuenta que por entonces los lobos descendieron de los Alpes Dináricos hasta el puerto dálmata de Ragusa (hoy Dubrovnik, Desembarco del Rey para los Troneros) a devorar cadáveres y agredir a los vivos. No debe haber sido el único caso.

Otro desastre causado por el hombre, marca el final del Medievo y también comprende otra jaquerie lobuna. Hablo de la Guerra de los Cien Años. En la Francia arrasada, las granjas ya no dan abasto, las criaturas del bosque perecen y los lobos no tienen que comer. Se vuelven audaces y en 1450 invaden Paris liderados por un gigantesco lobo cuya inteligencia y dinamismo obligan a tratarlo de manera antropomórfica, el populacho incluso lo dota de nombre: Courtaud.El nombre de este lobo rojo no le impide morir. Como mártir de su causa, Courtaud  es apedreado junto a los suyos en la propia Catedral de Notre Dame, pero no antes de haberse zampado a cuarenta parisinos.

Estos sucesos crean esa impresión del lobo como un animal más fuerte y sagaz que el humano, por lo tanto mucho más peligroso que otras bestias. Un siglo más tarde, estas leyendas ayudarán a concebir la creencia de que hay personas que quieren ser lobos para poder conseguir sus nefastos propósitos. La Inquisición, en su incesante cacería de brujas, torturará a muchos bajo la impresión de que gracias a pociones, pomadas y pactos diabólicos se vuelven lobos cuando les apetece hacer daño.

Muchas veces, el acusado de licantropía es un Hannibal Lecter, un desequilibrado asesino serial que bajo tortura jura poder metamorfosearse en lobo. Esos son los casos de Los Brujos de Valais en Suiza, de Peter Stumpp en Alemania y de  Giles Garnier en Francia. Más suerte corrió Manuel Blanco Romasanta que en 1853 en el último juicio de licantropía de la historia, es condenado por las autoridades de Orense a la pena capital. La intervención de médicos  que lo creen demente, y de la propia Reina Isabel II, consiguen conmutar su pena y Romasanta muere en la cárcel de Ceuta victima de cáncer estomacal. ¿Sería por sus hábitos caníbales?


En siglos en que el hombre vive en guerra con sus vecinos y en que los campesinos  oprimidos y desprotegidos, son más vulnerables al ataque de lobos, estos siguen siendo motivo de preocupación para as autoridades. La Francia de Luis XV se caracteriza por ataques muy sonados de manadas que causan terror en Soissons, en Perigord y por sobre todo en Gevaudan donde aparece la legendaria “Bestia” que aun hoy confunde a los criptozoólogos. No así a los ocultistas que ven en este gigantesco y ultra inteligente lobo a un licántropo.



No todas las tradiciones primitivas son tan anti-licántropos. En muchas culturas indígenas de Norte América, la licantropía es un privilegio del chaman que las usa para hacer el bien. Lo mismo ocurre entre algunas etnias turcas. Los hombres-lobos de los Países Bálticos eran considerados beneficiosos ya que ayudaban a encontrar tesoros. En la tradicion nórdica los “beserkers” se cubrían con pie de lobo y permitían que el espíritu del animal entrase en ellos (warging en reverso) para poder ser más aguerridos y útiles en el campo de batalla.

En Francia existe la poco conocida leyenda de las “lupines”, mujeres licántropas que se caracterizan por su timidez, tienen el don de poder hablar y su mayor actividad es aullarle a la luna. Inclusive en “Los trabajos de Persiles y Segismunda”, Cervantes muestra a los brujos-lobos como gente cortés que le advierten al intruso que se aleje para evitar mayores peligros. “"Español, hazte a lo largo y busca en otra parte tu ventura, si no quieres en ésta morir hecho pedazos por nuestras uñas y dientes".

Pero el más extraordinario relato de licántropos benévolos nos llega desde Livonia. A fines del Siglo XVII, las autoridades suecas (Livonia era parte de Suecia entonces) enjuician a Thiess de Kaltenbrunn, un octogenario acusado de hechicería. El anciano revela orgulloso ante la Corte que es un hombre lobo, pero de los buenos. Asegura ser parte de un grupo conocido coma los “Perros de Dios” que en tres festividades anuales (las vísperas de Santa Lucia, San Juan y Pentecostés) adoptan la forma de lobos y descienden a los infiernos a luchar contra brujos malos que asolan los cultivos y afectan la agricultura y el medio ambiente. Tan impresionados quedaron los jueces, que tras constatar la sanidad mental del acusado, lo condenaron solamente a diez latigazos y al destierro.

El episodio no seria más que otra manifestación de mente supersticiosa si no fuera porque en 1966 en  La batalla por la noche, el historiador italiano Carlo Ginzburg vuelve a investigar el caso. Ginzburg vincula las declaraciones de Thiess con el culto de los Benandanti que a fines del siglo XVI proliferaba en el noreste italiano.

(mirorenzaglia.org)


Los Benandanti aseguraban ser brujos buenos en guerra con sus contrarios los Malandanti, contra quienes luchaban adoptando la forma de muchos animales incluyendo la de lobos. Tal como los “Perros de Dios” los Benandanti buscaban proteger la agricultura local. Tristemente para ellos, La Inquisición no tuvo la tolerancia de los jueces suecos y erradicó el culto quemando a muchos de sus miembros en la hoguera. Ser “hombre-lobo” era un crimen y eso quedo grabado en la imaginación popular.

El oscurantismo desaparece en el siglo XIX, y la licantropía se convierte o en una enfermedad en la que el paciente cree ser lobo, o un mito que solo tiene lugar en la ficción. El auge de la literatura terrorífica decimonónica no trae ninguna novela sobre licántropos, pero si muchos excelentes cuentos como “El lobo blanco de las Montañas de Hartz” del Capitán Marryatt;”La marca de la bestia” de Kipling y la comiquísima “Gabriel Ernesto” de Saki. A pesar de ser muy diferentes, estos cuentos comparten una visión: el licántropo es pernicioso y debe ser destruido.



El cine de Hollywood es quien dará fama al mito de licantropía. En 1935, con el auge de las películas de monstruos, la Universal lleva a los cines “The Werewolf of London”. Un científico ingles, en pos de una flor tibetana que solo florece en el plenilunio, es mordido por un lobo. De regreso a su patria pronto comienza a asustar a los londinenses en noches de luna llena. No es un gran filme ni una gran contribución al cine de terror, pero es recordada por una infame característica. Ahí por primera vez vemos ese grotesco disfraz que convierte al licántropo en un hibrido bípedo y peludo, mas encima vestido de gente.




Desde entonces que esta imagen fea y risible será usada para aterrorizar audiencias. Con “El Hombre Lobo” de 1941, Lon Chaney Jr. logra convertirse en uno de los actores más asociados con la imagen del licántropo y se crea toda una franquicia. Así el cine universal tendrá esa imagen del hombre-monstruo tan alejada de la majestuosa belleza del lobo. Los licántropos ficticios  se convertirán en un estereotipo. Sean estudiantes de secundaria como Michael Landon  en “I was a Teenage Werewolf” o nobles millonarios como Larry Talbot y Waldemar Daninsky, la contribución ibera al cine licantropico, el hombre lobo es un ente nocivo que debe ser exterminado. (Continuará)

lunes, 24 de junio de 2013

Vientos invernales: ¿Qué habrá en el misterioso manuscrito de Martin?


Si para el 2015,George R.R. Martin no ha continuado con su saga “Canción de Hielo y Fuego”, la serie “Juego de Tronos” podría entrar en hiatos, y HBO se abocaría a adaptar otras obras martinianas. A pesar de que ese ultimátum es absurdo por varias razones, expresa la frustración de la compañía por la lentitud de un autor que cada vez parece menos interesado en terminar lo que comenzó.

No es de extrañar la dilación de Martin. Ya comentábamos el año pasado que no sabe como salir del zarzal donde se metió y que muchos de sus personajes ya no le interesan como antes. Por eso se ha metido a escribir los Cuentos de Dunk y Egg. Eso es lo suyo ahora, el pasado de Poniente, no su presente.
Por otro lado, quiéralo o no, la serie ha tenido su influencia en el autor. Hay presiones desconocidas para nosotros de la cadena y también esta experiencia ha sido un abre-ojos para Martin. Ha descubierto lo difícil que es adaptar sueños, profecías, flashbacks. Ha descubierto que su obra tiene nuevos seguidores, algunos desprecian lo fantástico, otros exigen más magia.

(dondeloslibrostellevan.com)


Por  ultimo, hay un problema más grave. Con tanta fanfiction creada en Internet, va a ser imposible que El Gordito le de un final “original” a su saga. Ya todas las posibilidades han sido examinadas por fans de todo el globo terráqueo. Y lo que puede ocurrir es que publicado el último libro, salga algún autor de Nigeria o Las Filipinas a gritar “¡Oye, George, me copiaste el FF!”” lo que daría pie a una engorrosisima demanda por plagio. Basándonos en todo esto, podemos conjeturar que si en los próximos dos años, Don George saca algo al mercado, el producto reflejará lo dicho.

La presencia más importante en este libro, será El Invierno, así con mayúsculas. Al menos en Poniente, toda acción tendrá lugar bajo condiciones climáticas espantosas, peligrosas y oscuras. No así en Essos y pongamos proa hacia allá para comenzar nuestras conjeturas.

(Westeros.org)


Daenerys. Dejamos a la Khaleesi en medio del Mar Dothraki y a escasa distancia de otro khalassar rival. O Drogón se zampa a los secuaces de Khal Jaqho o que toman prisionera a la Madre de Dragones aprovechando que su retoño se ha alejado. Si es lo primero, Dany puede convertirse en la líder de lo que quede del khalassar y regresar triunfante a Meereen. Si ocurre lo segundo, va a tener que esperar un tiempo a que la rescaten, pero apuesto que será mi primera conjetura.

Entretanto en Meereen, Ser Barristan contempla la posibilidad de ser derrotado por las fuerzas de Yunkai cuando en el horizonte aparece la flota  Greyjoy. Y al otro lado, Ben Plumm juega ajedrez con Tyrion que junto a Ser Jorah, también planea unirse a las fuerzas de Ser Abuelo.

Aunque especulo que la aparición de Victarion será crucial para la victoria de las fuerzas “merinesas”, los problemas solo han comenzado. Hay plaga en la ciudad, hay nobles intrigando y Victarion no es el tipo de conquistador que se ponga a trabajar para otros. Pagará el precio de hierro por todo lo que le interese, y con ese cuerno mágico seguro se apodera de los dragones. Creo que solo Tyrion podrá oponérsele y con esa astucia de Loki que tiene, se hará del cuerno. A lo mejor hasta rescata a Daario. Aunque si fuera Martin, a Daario lo mandaría a los 7 infiernos, no es un personaje tan clave.

El caso es que para cuando regrese, la Khaleesi tendrá mucho de que hacerse cargo, incluyendo un marido al que habrá que eliminar,  y las noticias de que su sobrino Aegon, el legítimo heredero al Trono de Hierro, ya está con un pie firmemente instalado en Poniente. No creo que Dany logre enderezar su vida personal y política muy luego. Por lo que profetizo que ella y dragones solo se presentarán en Poniente cerca del final del libro

En lo que respecta a Poniente, comienzo por decir que nada, absolutamente NADA de lo que suceda tendrá mayor importancia ante la avalancha de Los Otros a los que espero en Invernalia a mediados del libro y camino a Desembarco del Rey al final. Yo sé que será en invierno que asalten y destruyan el palacio, lo deduzco por la visión de Dany en La Casa de los Eternos.

(carruseldeseries.com)


Muchos traseros en el Trono de Hierro. En una Alfombra Roja, Martin soltó que “muchos” se sentarán en el fatídico trono. Mis predicciones son que, al menos en este libro, veremos a tres Reyes en Desembarco: el pequeño Tommen, Aegon y Stannis. En ese orden.

Veo a Tommen morir o refugiarse con sus parientes políticos en Alto Jardín, a medida que sus fuerzas cedan terreno a las de Aegon desde el Sur y al Tío Stannis, desde el Norte. A pesar de que Robert Strong gana el juicio de fe y ayuda a exonerar a Cersei, ésta no tiene ya mucho apoyo. Pycelle muerto, Kevan muerto, Varys del lado de los Targaryen. Solo Qyburn y su guerrero- Frankestein tomarán el partido de La Reina. El asunto Cersei me confunde, no se que me ocurre que podrá hacer. Tal vez, le haga la corte a Aegon, pero creo que la Reina Joven  de la profecía de Maggy, La Rana, le saldrá al paso y no será ni Dany ni Maergery.

Recientemente, Elio García reveló que Martin le había permitido leer un “controversial” capítulo sobre Sansa. Las hipótesis se acumulan. Sansa seduciendo a Meñique. Sansa matando a Robyn. Sansa violada. Si ocurre lo último, en desesperación al haber perdido confianza en su “padre”, ella cambiará y su primer acto podría ser matar al hombre que traicionó a su familia. Por otro lado, puede que Baelish no viole a Sansa (la virginidad de la chica es clave para muchas cosas), pero puede que le declare su pasión, que ella se entere del rol del proxeneta en la muerte de Ned, o incluso él puede intentar asesinar a Robyn y Sansa le ha tomado cariño al primito.

(megadvd.org)


Siempre he sospechado que, tal como Martin redimió a Jaime y nos mostró el lado oscuro de Arya y Jon, tendrá que convertir a un “bueno” en “malo. Mi candidata es Sansa. En el próximo libro, Sansa finalmente se sacudirá de encima la influencia de Meñique, y lo precipitará por Las Puertas de la Luna, pero la influencia nefasta de Lord Baelish habrá sembrado en ella el germen de la intriga y la ambición.

No me sorprendería que llegara al Trono de Hierro o como reina o como consorte. ¿De Aegon o de Stannis? Porque preveo a Stannis venciendo a Ramsey Snow y terminando con el reinado de terror, venciendo a Aegon y ocupando el Trono que una vez fue de su hermano. La buena racha se acaba cuando lo abandona La Mujer Roja. Puede que Melisandre se exilie luego que Stannis tome otra esposa (¿Yara o  Sansa?) o cuando por fin la sacerdotisa se de cuenta que su Rey no es El Elegido.

(tumblr.com)


Sobre el tema de Azor Ahai: La serie podrá desentenderse de temas como la paternidad de Jon, la muerte de Lyanna  y Azor Ahai. Martin no puede hacer lo mismo. Desde el comienzo que los “troneros” hemos creído que Jon es hijo de Lyanna y Rhaegar, que el es el “Príncipe Prometido” y que algún día se unirá (matrimonialmente) con la Tía Dany, le clavará la espada en el pecho y  fundará una dinastía Stark-Targaryen.

Martin puede optar por desarrollar esta línea ya que es la hipótesis más probable, pero si no lo hace será por influencia de la serie. Kit Harrington es muy simpático pero no es un gran actor, los mismos guionistas han disminuido al personaje notando que no se le puede exigir mucho.

Tal vez Martin opte por disminuirlo también. Dejarnos con la idea que es hijo de Wylla, La pescadora, matarlo, o resucitarlo en forma de lobo o como un Beric Dondarrion de Los Hielos. Entonces Martin tendrá que sacarse a otro Azor Ahai de la manga. Muchos creen que esa es Dany que hasta ya mató a su pareja, pero hay otros candidatos.

/(seriesdebolsillo.com)


El futuro de Arya: Con todo lo que ocurre en Poniente, es posible que la Pequeña Stark de por terminados sus estudios homicidas y regrese a casa. Pero más creo que se dirigirá hacia Meereen a unirse a la multicolor corte de la Reina de los Dragones. Así se cumpliría mi profecía de que un dragón será montado por un Stark.

(facebook.com)


La Dupla Dorada: Lo siento, pero a estos no les veo futuro. Ya me di cuenta que a Weiss&Benioff (por razones que referiré más adelante) no les parece convincente un romance entre Moza y Matarreyes. Así que Martin o mata a Brienne o la casa con Ser Hyle.  Jaime, estoy casi segura, sobrevivirá hasta el último libro.
Por supuesto que me gustaría que Tommen sobreviviera, que Tysha y Tyrion se reencontraran, que resucitara Sandor Clegane y que Jaime y Brienne se casaran y tuvieran hijos, pero tengo que ser realista. Ni Martin ni Los Arcángeles son amigos de momentos esperanzadores o felices, así que a no esperarlos.

¿Cuáles son sus conjeturas para este  libro? Ahh, y creo que saldrá al mercado o en diciembre del 2014 o febrero, 2015, ni antes ni después


viernes, 21 de junio de 2013

Antes que Jacob Black existió Bisclavret: Un hombre-lobo bueno


A diferencia de los vampiros, los licántropos siempre han sido retratados como victimas en la ficción. Aunque el folclore y hasta el sistema legal de la Antigüedad preveían que convertirse en lobo podía ser una opción, la literatura insistía en que ese mal  era provocado por hechizos, maldiciones y otras circunstancias ajenas al que la sufría. Eso si, por muy inocente que fuera, el licántropo era un ente nocivo que debía ser destruido. Por mucho que ataquemos la saga Crepúsculo tiene la virtud de presentar  la licantropía como una condición que bien controlada puede ser útil tanto para el licántropo como para su entorno. ¿Pero de dónde Stephanie Mayer sacó este concepto de hombres lobos benévolos?



Aunque la idea de que un hombre pueda convertirse en animal es universal, en Occidente la metamorfosis va asociada con los lobos. En ambos lados del Atlántico y hasta en el Medio Oriente se han encontrado estos mitos, pero en la Europa antigua iba más allá de supersticiones campesinas, puesto que Iglesia y el aparato legal creían fervientemente que  un ser humano podía trocarse en lobo.

El mito más antiguo proviene de Grecia y se vincula al El Rey Licaón quien, por atender a Zeus un día que no tenía carne en la despensa, asó a su propio hijo. Indignado, El Rey de los dioses convierte  a su anfitrión en lobo. Si, el mito recuerda al cuento del Rat Cook de Bran, pero lo interesante es que a partir de entonces se erige un culto a Zeus-Licaón. Pausanias, en su Descripción de Grecia, cuenta que se “sacrificaba” a jóvenes  en esos templos. El sacrificio consistía en que el joven se convertía en lobo por nueve años. Si al cabo de ese tiempo no había probado carne humana, volvía a su vida y apariencia normal. Por  tanto la licantropía en ese caso era solo un periodo en el cual un humano podía gozar de la posibilidad de ser un animal tan ágil y fuerte como el lobo.

El castigo de Licaón (grabado del Siglo XVI)

En la Roma clásica, los lobos, comenzando por la famosa Loba Capitolina, gozan de  cierta admiración. Los autores desde Plinio hasta Ovidio hablan de la licantropía. En el Satyricon, la primera novela de la historia, Cayo Petronio intercala una anécdota de un hombre cuyo compañero de viaje se convierte en lobo, ataca un redil de ovejas,  y recibe un lanzazo fatal en la garganta por parte de los esclavos a cargo del ganado. Lo interesante es que este licántropo romano se metamorfosea tras quitarse la ropa y orinar alrededor de ella. A pesar que hay luna llena, se trata de un acto voluntario, tal vez buscado por el mismo licántropo.  Este aunque ataca a las ovejas no es un peligro para los humanos y es fácilmente herido, sin necesidad de balas de plata.

A través del tiempo han surgido varias teorías de por qué un hombre (rara vez una mujer) llega a convertirse en lobo. Puede ser debido a la mordedura de un licántropo, hechizo, maldición (las de curas y madrastras son particularmente nefastas) incluso por haber nacido en Nochebuena  o por ser séptimo hijo. También hay teorías asociadas con la naturaleza, beber de ciertos manantiales prohibidos o dormir con el fulgor de a luna llena en la cara (yo he probado esta última y les aseguro no funciona) predisponen a la licantropía.

La llegada del cristianismo a Europa no afecta la creencia en el homo lupus. Incluso se les adscribe a los santos el poder de provocar esa metamorfosis. Si embargo, no se considera que el  licántropo sea una bestia irracional y así son retratados estos seres en la literatura de la época. Hombres lobos benévolos aparecen en el poema de Guillermo de Palermo, en  la leyenda artúrica y en el famoso lais de María de Francia titulado Bisclavret.

(del cortometraje de Emiie Mercier)

Bisclavret es un barón medieval que tiene la costumbre de transformase en lobo algunos días de la semana. Aunque la autora no nos cuenta la causa de esa transformación, el hecho de que el barón necesite encontrar su ropa para volver a ser humano da la impresión de que es un acto deliberado. Ser lobo no impide a Bisclavret cumplir con sus deberes de señor feudal, ser devoto vasallo de su rey e incluso llegar a casarse.

(cortometraje de Emilie Mercier)

La baronesa se inquieta ante las periódicas desapariciones de su esposo. Bisclavret le cuenta la verdad y su mujer le toma repugnancia, se niega tener sexo con el y se busca un amante. Así, con ayuda de su cómplice, la baronesa roba las ropas de Bisclavret impidiéndole volver a su forma humana. El pobre lobo vagabundea por los bosques bretones hasta que se tropieza con la comitiva real. Tanto rey como vasallos se asombran cuan el lobo, en vez de atacar, se acerca manso, e inclina la cerviz ante el soberano. El rey le toma cariño al lobo y se lo lleva de mascota. Bisclavret hasta duerme en la cama real.

(heeza.fr)


Pasa el tiempo. En las tierras del hombre-lobo, la baronesa hace correr el rumor que es viuda y se casa con el amante. Este va a la corte a rendir pleitesía. Ante la sorpresa de todos, el lobo ataca a quien lo deshonró. Un consejero del rey le señala que el lobo nunca antes ha atacado a nadie. Bisclavret es perdonado.

El rey parte a las tierras de Bisclavret rodeado de sus favoritos, mascota incluida. Apenas ve a la adúltera, Bisclavret le salta encima y le come la nariz de un mordisco. Nuevamente,   es salvado por el juicioso consejero que se da cuenta que hay un vínculo entre bestia y los nuevos barones. El rey no se anda con chiquitas y hace que torturen a la baronesa. Esta suelta la sopa. Recobran la ropa del licántropo y éste recobra su forma humana. Los adúlteros nos reciben mas castigo que el exilio, pero María de Francia nos cuenta que tiempo después cuando nacen sus hijos, todos vienen “desnarigados”. Bisclavret recobra sus tierras y sigue convirtiéndose en lobo abiertamente, sin que haya reparos de nadie.

Aunque parezca increíble pasarían más de setecientos años antes que un hombre-lobo bueno volviera a aparecer en la ficción. De hecho, en los próximos quinientos años, ley y religión torturarían y ejecutarían a muchos acusados de licantropía y el mismo lobo tendría pésima prensa entre el campesinado y la nobleza europea. (CONTINUARA)



martes, 18 de junio de 2013

Who are you really? Súper buen comienzo de la Sexta Temporada de True Blood


Me había prometido no reseñar “True Blood” este año. Total, Mis Reyes no la ven. Total, la última temporada estuvo atroz. Total que...la vi y no me puedo quedar callada. Sobre todo, porque en muchos sentidos este cuento de vampiros es inferior a “Juego de Tronos”, pero vaya que en términos de estructura puede dar cátedra a la Tercera Temporada de nuestra serie favorita.

Estaba tan cansada y con tan pocas expectativas que había decidido  no ver "True Blood" en su noche debut, sino en su repetición del miércoles. Quería dejar el domingo solo para mis series fetiches GOT y “Boardwalk Empire”. Así es que como a las siete y media me trasladé a la RAI a ver “Voyager” un programa muy interesante de la televisión italiana sobre lo oculto e inexplicable. Pero como un cuarto de hora más tarde me entró la nostalgia por el “Sr. Ávila”. Me fui a HBO y me tragué un mega capitulazo de Ávila. Y eso que es el cuarto episodio de la temporada. Ahí estaba yo todo el rato pensando “Caray. Si esto es  HBO Latino, si son mexicanos, si esta filmada ahí en el DF con un  presupuesto paupérrimo... ¿y cómo lo hacen tan bien?” Ósea, saben contar su cuento saben sacarte algo de adentro, saben obligarte a sentir.

No puedo hablarles de Ávila porque no es fantasía, pero si de” True Blood”. Termina la mexicana y no me entran ganas de cambiar de canal. Y que me pongo a ver a los vampiros, y pasan diez minutos, y pasa un cuarto de hora y yo dejó de tomar agua mineral (es mi cena en estos días), y me siento en la cama, y cinco minutos mas tarde estoy agarrada a mi colcha con ojos pegados en pantalla totalmente mesmerizada, y continué así hasta el final.



Ahora analizando me doy cuenta que fue un muy buen capitulo simplemente porque tuvo de todo en combinaciones armónicas, en escenas completas y en el orden indicado. Aunque ni se compara al episodio que Bryan Cogman y Alex Graves nos regalaron en la quinta semana de la pasada temporada de “Juego de Tronos”, estuvo superior a muchos de los episodios de la dicha temporada.

Vale decir que el año pasado “True Blood” cerró con un soberbio cliffhanger. Todavía cegada por el equivalente de la Segunda Temporada de GOT, yo no reparé en ese detalle. La quinta temporada fue horrorosa y un buen final no resarcía los malos momentos pasados. Aunque pueden leer mi última reseña, esto es lo que pasó. A grandes rasgos, Eric, Sookie y Team Anti-Autoridad terminan con el culto a Lilith. Bill se suicida y de sus restos nace un monstro desnudo, bañado en sangre y con colmillos más grandes que los de un basilisco. Como si fuera poco, La Autoridad destruyó todas las fábricas del mundo del alimento artificial que impide a vampiros andar atacando gente.


"Billith"(buzzfeed.com)

La primera media hora de este capitulo-inicio se enfocó en esos conflictos. Bill realmente parece un monstruo con pésimas intenciones, pero Eric se las arregla para rescatar a su familia (Nora, Pam, y Tara) y a Los Stackhouse. Ese es solo el comienzo de los problemas de los vampiros. El nuevo Gobernador de Luisiana declara la guerra a los chupa-sangres. Impone toque de queda a la población vampírica, les cierra los negocios  y da permiso a la población humana de matarlos.
Bill normal (yidio.com)

Entremedio, Bill reaparece con su aspecto normal, invoca a Jessica (un proceso muy doloroso para su hija) hasta su casa. Sookie la acompaña. El Teniente Compton las informa que es bueno, que no quiere hacerles mal, que sigue siendo el mismo Bill. La  pobre Jessica quiere creerle. Sookie no le compra la pomada. Aparece Eric que esta noche andaba mas rescata doncellas que Jaime Lannister.

(punchdrunk.critics)


Los vampiros se enzarzan en una pelea en el porche  en la que “Bilith” (como lo apodó  Pam) lleva las de ganar. Sookie se ve obligada a atravesarle el corazón con una estaca. Bill retira la estaca y sigue incólume. ¿Sera inmortal ahora? Más tarde, vemos que ha desarrollad el poder de congelar el tiempo, así a lo Piper Halliwell, cuando evita que se derrame la ultima True Blood de Jessica devolviendo el liquido al vaso.

Al tonto de Jason lo expulsaron del club de vampiros por ser pendenciero con las niñas. El pobre Stackhouse, se puso a hacer auto-stop en la carretera hasta que Rutger Hauer le dio un aventón. Es un placer volver a ver al holandés, y más cuando por las sinopsis se que es el tal Warlow, asesino de las padres de Jason y “dueño” de Sookie. Por supuesto, Jason solo se entera al final del viaje de quién es su chofer. ¡BRRR!
Este es Warlow (guyism.com)


Sin llegar a nivel de la saga de Martin, el argumento de “True Blood” contiene varios arcos, todos fueron presentados, de manera lógica y equilibrada, consiguiendo así un mosaico de emociones. Hubo muertes. El episodio cierra con Tara baleada por la policía en brazos de Pam que a su vez es la clausura de un círculo que inició al final de la cuarta temporada con Tara agonizando en brazos de Sookie.

La muerte más triste alcanzó a Luna. Aunque voy a extrañar a la maestra-cambia-pieles, me encanta la idea de Sam como padre adoptivo de Emma-cachorrita. Fue un episodio digno del Día del Padre. Eric adoptó una actitud patriarcal hacia su hermana, su progenie y hasta hacia su “nieta” Tara. Ninguna lo tomó muy bien. Andy Bellefleur se condolió ante su inutilidad paternal que lo hace el peor candidato para criar a sus cuatro haditas. Ahí entró Arlene que con mucha calidez, sabiduría campesina y humor sureño lo obligó a hacerse cargo de su prole. Fue muy  efectiva la manera en que se usaron a personajes que se han convertido en relleno. Lafayette ofreciéndole a la hambrienta y traumatizada Emma “algo frito, rebozado en azúcar y frito de nuevo”.  (MMM eso ya me huele a beignet).

Lafayette y una de las frases de la noche (tumblr.com)


Arlene y Terry Bellefleur fueron los personajes más irritantes de la pasada temporada, pero ahora mostraron para que son útiles, para enseñarle a Andy a mudarle los pañales de las cuatrillizas. El Sheriff Bellefleur se fue a dormir pensando que ya había subsanado un problema, pero despertó con otro. Las hadas crecieron cuatro años ¡de la noche a la mañana!

Pero la mejor relación padre e hija la protagonizaron Bill y Jessica. Ya dije la temporada pasada que la pelirroja se esta convirtiendo en el personaje mas querible de la serie y lo siguió demostrando en su relación con su creador. Tras sobrevivir una explosión y un edifici,o en llamas “Bllith” sigue persiguiendo al Team Eric. La única del grupo que demuestra simpatía por el monstruo es su progenie. Cuando Eric y Nora planean destruir a Bill, la única que se opone es Jess. Sookie la encuentra llorando en la playa, y la jovencita le pregunta si todavía ama a Bill. Quiere creer que hay otros que quieren a su padre. A pesar de lo dolorosa de la invocación, Jessica insiste en ir a encuentro de Bill y cuando, Eric y Sookie lo atacan, ella toma partido y los expulsa de su hogar.
Jessica le muestra los colmillos a Sookie (trueblood.net)

La  escena de la noche más conmovedora fue cuando Bill le lleva a su hija un vaso de “true blood” tibia y le cuenta un cuento antes de dormir. Le explica que tal como al General Sherman, él permitió que el poder se le subiera a la cabeza. ¿Le creemos? Jessica le cree, aun después de ver los nuevos poderes del ex Rey de los Vampiros. Me hizo gracia que Jes describiera a Sherman como un loco que invadió las Carolinas. William Tecumseh Sherman ha sido uno de los genios militares estadunidenses. Pero supongo que así se enseña la historia en El Sur.

Por último fue una noche de romance. Romance y no sexo, que este último también se hizo presente en una orgia de culos y licántropos caníbales. Fue lo único que desentonó, pero era necesario para recordarnos que “True Blood” es una serie que se caracteriza por revolcones y tremendismos. El pobre Alcide ahora solo sirve para enseñar nalgas.

Alcide sin ropa como de costumbre (themarysue.com)


En cuanto a romance tuvimos la primera pelea de Pam y Tara, en la que la vampira le explicó con su rudeza acostumbrada que su progenie jamás podrá reemplazar a Eric en su corazón. Otra que anda incomoda al sentirse desplazada fue Nora que al final sumó 2+2 y llegó a la conclusión que su hermano-amante está enamorado del hada-camarera.



Yo se que la mayoría de los “fangers” o como se llamen los seguidores de “True Blood” son Team Bill. Se entiende. Stephen Moyer  y Ana Paquin están casados en la vida real y debe ser difícil tener escenas de amor con Alex Skarsgard delante del marido, pero yo sigo fiel shipera del vikingo. Eric y Sookie forever. Y qué bonitos se vieron anoche. El protegiéndola constantemente y ella que se atreve a clavarle la estaca a Bill para salvar a Eric. En agradecimiento, el  vampiro vikingo le devolvió las escrituras de su casa y le dijo esa frase hermosa “Para mi, siempre serás la niña del vestido blanco”. Por supuesto, típicamente Sookie le dijo que para ser esa niña tenía que expulsarlo de su hogar. Esperamos que no por mucho tiempo.

Eric firma las escrituras con su propia sangre (tumblr.com)


Además del suspenso y de las emociones, la noche tuvo su buena dosis de lo sobrenatural: los poderes telekineticos de Bill; el modo en que Sookie ilumina la oscuridad de un elevador; el súbito crecimiento de las haditas; la desaparición de Warlow ante los atónitos ojos de Jason  que coincide conque el documento en el que le venden a Sookie al vampiro comience a brillar. Finalmente, Bill tiene una visión de tres hembras desnudas que lo convocan.


Después de cinco temporadas, Alan Ball abandonó la creación de esta serie. Lo remplazará Brian Buckner que ya actuaba como co-productor. Pero estos capítulos pertenecen a la etapa de Mark Hudi. Todo un lío. Lo único que tengo claro es que Stephen Moyer dirigió, y de manera más que competente, este episodio en el que no se cometieron los errores que afearon la quinta temporada.

lunes, 17 de junio de 2013

Objetiva y retrospectiva: Una mirada global a la Tercera Temporada de Juego de Tronos


Una semana después del final, me encuentro lo suficientemente distante como para examinar los factores que impiden considerar esta la mejor temporada de “Juego de Tronos”. Aunque hubo momentos y hasta un capítulo (el quinto), magníficos, también hubo fallas graves y evitables. ¿Aprendieron algo los productores de los errores cometidos?

Para ser justos vale decir que esta adaptación no era tarea fácil. Tormenta de Espadas es el mejor libro de la saga Canción de Hielo y Fuego, pero también el más largo y más complejo. Weiss&Benioff  aceptaron el desafío y tomaron varias decisiones para adaptar el libro a la televisión. La primera fue partirlo en dos, la segunda fue eliminar, cambiar y añadir elementos. En ambos casos los resultados no fueron óptimos. Muy sensata la idea de dividir un libro de esa envergadura en dos temporadas, lo insensato fue acabar en el momento en que Daenerys es vitoreada por sus esclavos liberados. Es un buen final-final, pero no contiene el elemento “Continuará” y “¿Qué va a pasar?” que son indispensables de un final de temporada.

El único cliffhanger posible es preguntarse si los esclavos la sueltan y Dany se da un porrazo (holidayspress.com)


Para quienes digan que soy (y no soy la única) pesada en hacer tanto hincapié en el cliffhanger ausente, les recuerdo que este precepto es parte de la disposición de una serie, serial, seriado etc.  Serie indica “sucesión”. Cada episodio sigue con el hilo argumental que se cortó en el anterior. Si se rompe ese hilo por un largo tiempo debe quedar en un punto tan culminante que los espectadores ansíen retomar la serie un año más tarde. Un cliffhanger es como las comas, molestan, podemos saltárnoslas, pero son necesarias, sobre todo para enganchar al público.

 Esas son las reglas del genero y por dos temporadas Weiss&Benioff las habían seguido. Nos tenían acostumbrados a un impactante penúltimo capitulo, pero también a un cierre de temporada mágico. Fallar en eso, sin una razón visible para ello,  provoca un desorden estructural. Las reglas no pueden cambiarse en la mitad del partido.

La ausencia de un final memorable no fue la única falla estructural de esta temporada que muchas veces hemos comparado a una montaña rusa en sus altas y bajas. Hubo escenas grandiosas (Boda Roja, Escalamiento del Muro, la tina de Harrenhaal), pero  también hubo escenas tan atropelladas que más que transportar y estremecer provocaban confusión en espectadores que tenían que ir a YouTube al día siguiente para entender lo  que habían visto la noche anterior.

Mucho alardearon  Los Arcángeles que en esta temporada tendrían escenas largas que les permitiría contar un cuento de manera exacta, pero luego siguieron con las viñetas aceleradas y aglomeradas. Subconscientemente, el espectador tenía que recelar de un producto tan caótico y de productores tan erráticos  que no seguían sus propias reglas.

Y ahí viene el otro error de la temporada. Todo equipo de producción de series y franquicias tiene una relación con su público, un vínculo importantísimo, aun más en esta era interactiva  en que ya no hay espectador pasivo. El público de “Juego de Tronos” es la diversidad misma, hay jóvenes y viejos, amigos de la fantasía épica y otros que prefieren la ficción histórica. Los hay Lectores Devotos y los Niños de Verano que nunca han leído una página de Martin, y por supuesto, no nos olvidemos del segmento “shipero”.

Weiss&Benioff hace rato que eligieron a su publico: muy joven, no-lector, e incluso han cortejado a los que no gustan de la fantasía, porque al final eliminar detalles fantásticos (como la información onírica y las profecías) ayudan a reducir presupuesto, preocupación fundamental en era de crisis. En cuanto a los shiperos, tengo que reconocer que nos han tratado bien a las “jaimeras”. Una porque Los Arcángeles ya doblaron la rodilla ante el estandarte del león, otra porque les cae bien Jaime. Pero si bien en entrevistas han mantenido en alto las esperanzas del “Jaimienne”, en pantalla a La Doncella la han convertido en un calcetín usado, la tiran al rincón a cada rato.


Doncella Muda y León Manco(tumblr.com)

Aunque se respeta la decisión de privilegiar a cierto público,  no me gusta la cantidad de trucos engañosos con los que pretenden mantener su sintonía. Un ejemplo son todas esas entrevistas llenas de pistas y spoilers que resultan falsos y  terminan por desacreditar a los actores que los sueltan. Mayor descredito es para Los Arcángeles cuando esos trucos son intercalados en la trama. La sorpresa es un recurso dramático fantástico, y vaya que Martin lo usa, pero en su afán de imitarlo Weiss&Benioff caen en exageraciones ofensivas tipo de "¿Ahh, te lo creíste?” “¡Qué bruto que eres!”

Eso ocurre en el último episodio cuando nos hacen pensar que Sansa y Tyrion  pueden llegar a algo y luego nos muestran que La Boda Roja los ha separado para siempre. Martin hace sufrir a sus personajes pero por motivos específicos, no por hacer caer al público en una trampa. Todos estábamos furiosos con Sam por abandonar su arma “mata-Otros” en la nieve. Tres capítulos más tarde nos revelan que El Gordito porta todo un arsenal de obsidiana en los bolsillos. ¿Qué tenemos que hacer? ¿Pedirle perdón a Sam? ¿O exigir que nos pidan disculpas por vernos las caras de hue...?”

Con esa cara nos dejan Los Arcángeles (fanpop.com)


Volviendo al tema del sufrimiento de los personajes, me acabo de enterar que el cierre de temporada no tuvo el rating esperado. Existe el rumor de que muchos Niños de Verano (y admiradoras de Richard Madden) quedaron tan  en shock después de la masacre que se rehúsan a ver otro episodio. ¡Guau!

Antes que todo, La Boda Roja nació del cerebro de Martin, es un momento cumbre de la obra, no había manera de evitarla, pero si realmente bajó  la audiencia con ese episodio es algo que debería alertan a Los Arcángeles. No añadan más muertes ni sufrimientos a los que ya existen en el texto original. ¿Para qué hicieron que Talisa asistiera a la boda? Pues para ponerla tan contenta, tan romántica, convertirla en la primera victima y más encima la acuchillaron en la panza. En el libro, Robb y Viento Gris mueren luchando. En la serie, El Rey del Norte está tan transido de dolor por su inesperada viudez que es incapaz de defenderse. Ese golpe de efecto fue sadismo puro y la audiencia se resintió.

Odiamos a Talisa, pero más odiamos su muerte (gameofthrones.wikia.com)

Weiss&Benioff han alterado mucho, incluso han variado el espíritu de la saga, y no creo que todas sus modificaciones sean necesarias o aconsejables. Introducir escenas de Maergery nos ha hecho admira a Natalie Dormer, pero Joffrey sigue siendo el mismo energúmeno obsesionado con torturar a Sansa. Tyrion y Cersei podrán compartir confidencias impensadas por Ser George, pero al final ella lo odiará cuando crea que mató a su hijo. Shae es adorable, pero es casi seguro que terminará traicionando a Tyrion. Lo que nos leva al triste caso de Ros.
Nadie echó de menos a Ros. (elcadillacnegro.com)


La prostituta acabó el año pasado como regenta de los burdeles de Meñique, pero también agente encubierta de La Araña. De pronto, en medio de la tercera temporada, la matan de una manera obscenamente cruel.  Lo más terrible es que nadie se entera, nadie la echa de menos. Obvio, nunca existió en el libro, es un mero espejismo de la serie y un ejemplo más de cómo los cambios de los guionistas terminan desapareciendo cuando repentina y caprichosamente regresan al rumbo trazado por Martin.

Más terrible aun es como la serie ha destruido grandes personajes  alterando para siempre el concepto de ellos, un concepto muy alejado del que les otorga el texto original; Sam es un guatón inútil y cobarde; Loras un mariposón veleidoso; Jaime y Brienne un par de misóginos; Sansa una bobita frívola, pero no tan bobalicona como su medio hermano. Ahh, pero Jon es un experto en sexo oral, ¿De qué le servirá en el futuro? De tan poco como a Pod el haber dejado turulatas a una tribu de putas veteranas. ¡No les digo que esta serie está dirigida a adolescentes!

Pod: ídolo de adolescentes vírgenes (tumblr.com)


Además de todas esas fallas, Weiss&Benioff se dedican a pontificar usando su show como púlpito para diseminar su odio por los ricos y propagar su ateísmo, solo que los pobrecitos terminan cayendo en contradicciones. Si, Stannis es un rey muy malo, desangra a su pobre sobrino, pero a Gendry lo traicionó la igualitaria y plebeya Hermandad. Daenerys destruye a los opresores de esclavos, pero se convierte en su reina madre. Los dioses no existen, pero igual les molesta que Walder Fey haya traicionado a sus huéspedes (¿Uh?) Después de la muerte solo hay oscuridad, por eso es mejor que el Señor de la Luz te resucite (Duh!)
No creo en los Dioses, pero reza para que me resuciten (frikarte.com)

 
Tormenta de Espadas fue la última oportunidad de Weiss&Benioff de trabajar con material de primera. Lo mejor de la obra está en las primeras 800 páginas que se fueron esta temporada. Si no pudieron con eso ¿Cómo les irá con lo que sigue? Los mismos Arcángeles han dicho que va ser problemático adaptar Festín de Cuervos porque es el menos interesante de la saga. Su solución es "recortar". Y eso que les falta material para una séptima temporada. Ya sabemos que son expertos en meter tijeras, pero no en añadir que lo que añaden les queda tan burdo y mal pegado como la cabeza de Viento Gris.

La marioneta del Lobo Feroz (imgur.com)



¿Después del lo dicho, podemos realmente calificar esta temporada como mejor que las anteriores?

viernes, 14 de junio de 2013

The Return of the Vampire: Bela Lugosi y la fantasía histórica


En lo que espero a que pase la confusión dejada por el final de “Juego de Tronos”, retomo el tema de los vampiros que realmente asustan. Como hablábamos de fantasías históricas y vampiros en la Segunda Guerra Mundial me recordé de un antiguo filme de terror que marcó varios hitos en la historia del cine vampírico, y en la trayectoria del legendario Bela Lugosi. Se trata de “El regreso del vampiro”, una película llena de pequeñas y fascinantes particularidades, no la menor la de incluir a un hombre lobo parlante.

No se puede hablar de cine de vampiros sin mencionar a Bela Lugosi. Ya sé, y reitero, que a nuestros  ojos modernos su Dracula resulta un poco risible, pero soy consiente de que en su día infundió pavor. En “El Retorno del Vampiro” que sería su canto del cisne, el histrión húngaro sí consiguió infundirme miedo, y eso gracias a varios detalles que paso a mencionar.

No necesito contarles toda la trayectoria de Lugosi. Da actor del cine mudo en su natal Hungría y la Alemania de Weimar, a fines de los Locos 20’s se embarca como marinero mercante, cruza el charco y tiene la fortuna de desembarcar en Broadway, interpretando al Conde Dracula. Un cazatalentos de la Universal lo contrata para que siga de colmillos largos, ahora en la gran pantalla. Con el “Dracula” de 1931, nace un mito.


El inconveniente de Bela Lugosi, ahora convertido en estrella internacional, es que nunca aprendió bien inglés y tenía un fuertísimo acento. Eso lo relegó a trabajar solamente en  dos géneros, misterios detectivescos y cine de terror. No parecía un gran problema, porque a comienzos de los 30’s, Hollywood estaba abocada a asustar espectadores e invertía grandes cantidades de dinero para sus producciones. Así el currículo del húngaro comienza a llenarse de los hoy clásicos del género como “White Zombi”, “La isla de las almas perdidas” (su mejor papel después de Dracula) y “La marca del vampiro” donde interpreta al Conde Mora.

Mucho se ha hablado de una supuesta rivalidad con otra estrella” terrorífica”, Boris Karloff. Aun si la hubo no les impidió compartir créditos en “El gato negro” "El cuervo" y “El rayo invisible” Incluso Bela fue el “infamoso” Igor, asistente de Viktor Frankestein en “El Hijo de Frankestein” y “El Fantasma de Frankestein”. Debido a obligaciones contractuales que impiden la colaboración de Boris Karloff, en 1944, Lugosi da vida al propio Monstruo en “Frankestein contra el Hombre Lobo”.

Karloff y Lugosi  en "El Cuervo"(tumblr.com)


En 1936, Gran Bretaña, la mayor clienta de Hollywood, impone un veto a los filmes de terror. Esto afecta el presupuesto y las grandes productoras confinan el género a la categoría “B” lo que implica un recorte de salarios. Bela Lugosi necesita del dinero, acaba de nacer su primer hijo y el actor ha contraído una carísima adicción a la morfina. Eso lo obligará a aceptar cualquier papel en producciones mediocres donde termina encasillado y casi parodiándose a si mismo.

El cine de terror tiene un renacimiento en 1941 con “El Hombre Lobo” donde Lugosi hace un rol secundario, pero sigue obligado a trabajar para productoras menores. Por fin recibe una oportunidad de la Columbia en 1943 que se llamará “The Return of the Vampire”.



Se podría pensar que este filme, el tercer mejor trabajo actoral de Bela Lugosi en Hollywood, sería una imitación de Dracula, pero no fue así. Se trata de una historia que aunque ofrezca similitudes con  la obra de Stoker tiene detalles sumamente originales como efectos especiales no vistos antes que incluyen la desaparición y “disolución” en cámara del chupa-sangre.  La escena nocturna en que la protagonista en negligé va al encuentro del vampiro en un cementerio brumoso  es ahora clásica. Más importante es como Lugosi interpreta al vampiro, de manera mucho más contenida que sus interpretaciones anteriores del mismo monstruo.

/(mubi.com)


La historia comienza en el Londres de  1918. El Profesor Saunders y su asistente Lady Jane Ainsley están perplejos al recibir en su clínica a una mujer semi desangrada. En busca de una explicación, Saunders recurre a un tratado sobre vampiros escrito por un tal Armand Tesla. Este autor es ahora un vampiro y es despertado en su cripta londinense por Andreas, su valet-licántropo, quien le informa que su victima está en la clínica de Saunders. Tesla se dirige hasta allá, pero la mujer se haya resguardada por protecciones anti-vampíricas.

Enfurecido, el vampiro ataca a la pequeña Niki, nieta de Saunders. Este fue un detalle escabroso para la época. No solo porque muestra violencia infantil sino porque además el público ya es consciente que el ataque vampírico tiene connotaciones sexuales. Tras administrarle una transfusión a la pequeña, El Profesor y su asistente van en busca del vampiro y, a pesar de la interferencia del hombre-lobo, lo atraviesan con una estaca. En ese momento, Andreas recobra su apariencia humana.

(veehd.com)


Pasan más de veinte años. Inglaterra está bajo las bombas alemanas, y justo a Sir Philip de Scotland Yard se le ocurre abrir el caso. Saunders ha muerto y es lady Jane quien está a cargo de su clínica. Ella le cuenta toda la historia a Sir Philip pero le pide discreción por Andreas, que ahora es su devoto asistente, y por Niki a quien Lady Jane adoptó después de la muerte de su abuelo. Niki, que no recuerda nada de su tragedia infantil, está pronta a casarse con Jon, hijo de Lady Jane, un oficial de la RAF que convalece de heridas de guerra.

El pragmático Sir Philip no cree en pamplinas. Acusa a Lady Jane de haber asesinado a Tesla. Va en busca del cadáver, pero no lo encuentra. Un bombardeo desenterró al vampiro y unos guardias le quitan la estaca para volver a enterrarlo. Tesla despierta sediento de sangre  y de venganza.




Lady Jane espera la llegada del Dr. Hugo Bruckner, científico alemán recientemente fugado de un campo de concentración y pronto a refugiarse en Inglaterra. Lady Jane envía a Andreas a buscar a su invitado, pero el licántropo es interceptado por Tesla. A pesar de que Andreas se resiste, el vampiro le demuestra su poder convirtiéndolo nuevamente en hombre-lobo. Andreas se somete, busca al verdadero Bruckner, lo mata y le lleva su equipaje a su amo.

(mondo70.blogspot.com)

Convertido en Bruckner, Tesla se presenta en una cocktail party de Lady Ainsley. Nadie lo reconoce, nadie sospecha de él. Solo Niki siente un vínculo hipnótico que la atrae al vampiro. Tesla decide que el mejor instrumento de venganza será la nieta del hombre que lo empaló. Ataca nuevamente a Niki, quien agrede a su prometido. De pronto, Lady Jane ve a sus seres queridos al borde de la muerte, descubre la traición de Andreas y llega la conclusión de que Tesla y Bruckner son el mismo monstruo.

(blogdecine.com)


Tesla entra de noche a al mansión  y con la ayuda de Andreas secuestra a Niki. La chica hipnotizada obedece en todo al vampiro que la guía hasta un cementerio, ignorando que Lady Jane y Sir Philip los siguen. El policía dispara sobre Andreas. Malherido, el licántropo se arrastra hasta la cripta y suplica a su amo que  lo cure. Tesla se burla. Ahora tiene a Niki, joven y bonita, ella será su asistente. Le ordena al licántropo que se arrastre hasta un rincón y muera en silencio. Un oportuno bombardeo interrumpe a Tesla cuando está a punto de convertir a Niki en vampiro.

Entre las ruinas de la cripta, Andreas encuentra una cruz. Con ella consigue que Tesla salga a la luz del sol que destruye al vampiro. Niki huye, se encuentra con su suegra y le cuenta que Andreas la ha rescatado. Van  y ven que el hombre-lobo ha muerto, pero antes ha recobrado su forma humana.

Es triste que la buena actuación de Bela Lugosi y la excelente recepción que tuvo el filme que recaudó   medio millón de dólares (su presupuesto había sido $75.000) no ayudara a su carrera. Lugosi no volvería a actuar en otro filme de esa envergadura. Irónicamente la estrella que surgió de esa cinta fue Nina Foch que debutó en el papel de Niki. La actriz de origen holandés continúo con su carrera de protagonista de cintas de terror. Al año siguiente en “The Cry of the Werewolf” interpretó a la primera licántropa de la pantalla grande.

Hay varias razones que explican el éxito de “El regreso del vampiro”. Una era la nostalgia de ver a Bela Lugosi de nuevo con capa y colmillos. Por otro lado, esté el escenario. Esta historia no tiene lugar en ciudades victorianas ni pueblos transilvanos sino en un mundo contemporáneo, un mundo en conflicto. Ver imágenes del Blitz, oír alusiones a campos de concentración, admirar a Nina Foch en el uniforme de la WAAF hace que el filme sea más identificable la audiencia, pero esa cercanía aumenta el terror.
(herogohome.com)


Como todo filme de la época, hay un subliminal mensaje sobre la guerra. Tesla y Andreas representan al continente europeo, Lady Jane y Niki al Reino Unido. Tesla es el tirano controlador, emblema del nazismo. Andreas  representa a los pueblos sometidos que colaboran pasivamente hasta que algo los obliga levantarse y luchar, aun a costa de su propia vida.

Hay una escena estupenda en que Lady Jane toca el piano a lo Fantasma de la Opera. Aparece Tesla y se burla de ella contándole sádicamente como piensa destruir a su familia. Lady Jane le responde serena que siempre habrá algo superior a su maldad, algo que ella ya ha sembrado dentro de Andreas. En ese momento la mujer cierra la tapa del piano exponiendo una brillante cruz que aleja al vampiro. El uso de las cruces representa, más allá de la religión, los valores del mundo civilizado que luchan contra del oscurantismo Nazi.

(eccentric-cinema.com)


Otra particularidad del filme es el diseño de los seres sobrenaturales. Tesla tiene algunos rasgos que lo hacen diferente a los vampiros cásicos. El primero es la casi cómica explicación de como llegó a ese estado. Aparentemente fue por “investigar” mucho a los chupasangres. Otro rasgo curioso es su dependencia de Andreas. Aunque a primera vista su relación es similar a la de Dracula y Renfeld, existe mayor necesidad de su ayuda. El licántropo no solo es un lacayo solícito, también le sirve de sicario al vampiro puesto que es él quien mata a Bruckner  y a la enfermera de Niki.

Andreas es mi personaje favorito y es un licántropo muy particular. A mucha gente le da risa que sea tan parlanchín y que hasta se ría, pero existe una tradición folclórica europea de licántropos parlantes. Yo creo que lo lúdico de Andreas es ese disfraz que más que lobo lo hace parecer foxterrier. Eso es culpa de la Universal que amenazó a Columbia con una demanda si usaban una mascara que se pareciera a la utilizada por Lon Chaney Jr. en sus interpretaciones de Larry Talbot. Por eso en el departamento de maquillaje les dio por hacer a Matt Willis lucir como un perro faldero.

(fotolog.com)

Las razones tras la metamorfosis de Andreas poco tienen que ver con maldiciones o plenilunio. El se convierte en monstruo solo debido al control maligno del vampiro. En su etapa lobuna, sigue actuando como ser pensante aunque sometido al amo. Incluso cuando mata lo hace por medio de la estrangulación, no a dentelladas como lo haría un hombre lobo común. Para los propósitos de Tesla, Andreas puede volver a ser humano a capricho del vampiro, pero cuando Andreas es acosado por unos policías entra en pánico y se transforma. Ese es un interesante detalle que nació con esa película y que fue explorado más adelante en otros filmes como “The Werewolf”, la idea es que emociones fuertes pueden provocar un ataque de licantropía.

Para nosotros acostumbrados a la saga de  Crepúsculo y a “Underworld” no es sorpresa ver a vampiros y hombres lobos interactuar en el mismo espacio. Para la época era toda una novedad. Pronto la Universal les copiaría la fórmula con otros clásicos de los 40’s como “La Casa de Dracula”  donde hasta encajaron a Frankestein, y por supuesto esa fantástica comedia “Abbot y Costello contra los monstruos” que permitió a Bela Lugosi volver a meterse en la piel del Conde vampiro.

(mundodvd.com)